viernes, 20 de abril de 2012

EL MIRLO ALAVES


Estornino - Gaztela zozoa
“Mira lo que escribe hoy Andu” me dijo el día pasado Xabier Mendiaga mientras me acercaba el periódico. Anjel Lertxundi recordaba en su artículo una anécdota de Miguel Delibes. Y según nuestro amigo oriotarra-zarauztarra, a la castellana denominación de “estornino” el escritor vallisoletano añadía la no tan usual de “gaztela-zozoa”, es decir “mirlo castellano” Por lo visto, esa denominación vasca la había obtenido Delibes del diccionario de Plácido Muxika.

Nada más leer la historia, acudí a mis viejos papeles y releí algunos apuntes. Allí estaba: en Mondragón y sus alrededores al estornino antiguamente se le decía “Araba zozoa” o “mirlo alavés”. Y esa constatación por mi parte dio lugar a dos consideraciones. Trataré de explicarlas, ordenándolas por la importancia que me ha parecido tienen.

Desde que la sociedad vasca se urbanizó, del léxico habitual en nuestros antepasados han desaparecido cantidad de palabras. A medida que nos hemos ido “civilizando” nuestra terminología ha ido reduciéndose y empobreciéndose. No hace falta más que una simple prueba a nuestro nomenclátor particular para darnos cuenta de los pocos nombres que tenemos para identificar animales, plantas, árboles y flores de nuestros alrededores. No sé si valdría para algo recurrir al aprendizaje, pero habría que intentarlo.

Ciervo volador - Arabako zezena


La segunda reflexión, en plan jocoso, me lleva a exponer ante Vds. la idea tan mezquina que tenían los antiguos vascos para con los alaveses. Todavía hoy en día, por lo menos en mi zona mondragonesa, denominamos “Arabako zezena” – toro alavés- al castellano “ciervo volador”. ¿Los toros de Gipuzkoa y Bizkaia eran más robustos y hermosos que los alaveses? En ese sentido, vale también  decir que el estornino de la anécdota delibesiana es un pájaro más pequeño que el mirlo o tordo vulgar, aunque los dos sean negros.


Quizás como compensación por los desplantes que los giputxis hacen a los alaveses, está aún enraizada en el habla de los pueblitos de Landa y Ullibarri Gamboa etc. la frase  “De Gipuzkoa no viene nada bueno”, dicho que suena con rintintín sobre todo cuando las nubes cargadas de agua asoman por la sierra de Elgea.


Traducción del original en euskera, que publiqué en Euskaldunon Egunkaria el 11 de enero de 1994


Fotos: 
wikipedia 
foro.portalplantas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada