viernes, 3 de mayo de 2013

FUTURO DE LA COMUNICACIÓN: MULTISOPORTE Y DE CALIDAD



Estoy totalmente convencido de que el futuro de la comunicación profesional está en un entorno que mezcle los diversos soportes informativos. Mezcla bien entendida, por supuesto, por lo que quizás debería haber escrito, entorno que haga converger los diversos soportes. E Internet o como se llame el día de mañana el espacio que nazca como consecuencia de la expansión y cada vez mayor sofisticación de la red, será el punto de encuentro y atalaya para todos los interesados en el mundo de los medios de comunicación.



También me ratifico en que la indispensable base para la comunicación será su calidad. Y los ejemplos que contemplamos día a día – la praxis diaria- nos reflejan que por ahí se está avanzando, aunque muchas veces nos parezca que el camino se encuentra impracticable debido a tanta suciedad y a tanto ruido. Pienso que cada uno de nosotros – cada uno de los que trabajamos en pos de la noticia o del contenido- acudimos a todo aquello que puede mejorar nuestra oferta, aunque invirtamos en tal empresa más del tiempo que la rentabilidad económica de aquélla nos pudiera aconsejar ¿Es el tiempo un factor de costo? ¡Por supuesto! Pero el tiempo bien invertido amortiza a corto plazo la inversión.



La comunicación exigirá más y más profesionalidad, alejada del actual sistema anclado en un desorientador todo vale y cuanto más escandaloso mejor. Tengo claro que los ciudadanos libres y comprometidos, en su afán por estar informados, huirán de modelos tipo Finienvest. Por lo tanto, como en cualquier otro oficio, el comunicador profesional deberá esforzarse desde una oferta fidedigna y contrastada. ¿Por qué? Sencillamente porque al derecho a estar informados se le aplicará un índice cada día mayor de credibilidad. A medida que vayamos siendo más aptos para separar la paja del grano, el nivel de exigencia de quien desea estar informado será mayor en todas los sentidos.

Fotografía. Ekain Velez de Mendizabal 


  Nota: este artículo lo publiqué en euskera en mi blog "Etorkizunak etorkizun" el 12 de enero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada