viernes, 22 de enero de 2016

EL CHAPO, EL DEEP STATE Y MAS


Las fuerzas de seguridad mexicanas atraparon días pasados al criminal El Chapo en la provincia de Durango. Por lo visto, la pista surgió con  motivo de que el “fuera de la ley” quería grabar una película biográfica. Este individuo protagonizó hace unos meses una fuga de película desde la cárcel en que se encontraba, poniendo en jaque al presidente y a todo el status quo de aquel país. 

En Estados Unidos de América llaman Deep State o Estado Profundo (estado oculto) a la maquinaria política que en la sombra maneja los hilos de la verdadera política norteamericana, tanto dentro como fuera de sus fronteras. Es decir, quien marca el ritmo en el devenir yankee no es Obama sino que se trata de un grupito formado por las sucursales del Pentágono, empresas tipo Google, el conglomerado Wall Street y algún que otro poderoso juzgado, con las espaldas cubiertas. Ellos son los que mueven, cual si fueran marionetas,a  los personajes que periódicamente los ciudadanos eligen como sus gobernantes. 


¿Qué tipo de película quería rodar El Chapo? ¿La que retrataba el  estado oculto de Mexico, considerándose él uno de sus miembros? Si así fuera, no cabe la menor duda de que es un tipo bragado. Porque debe de saber que, mientras sus sucios negocios ayuden a quienes forman ese submundo corrupto y poderoso, su vida no correrá peligro. En caso contrario, una bala anónima le quitará de en medio, ya que el estado oculto no paga a los traidores. 

¿Y en qué se andará Rajoy tras su fracaso electoral y el órdago independentista? Seguro que para ahora ya tiene las instrucciones encima de la mesa.

Traducción del original en euskera, que publiqué en mi blog Etorkizuna Etorkizun el 11 de enero de 2016.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada