jueves, 25 de febrero de 2016

LIBERALISMO CONTRA LIBERTAD


Decía días pasados Varoufakis que cuando los del stablishment no están de acuerdo con el resultado de las urnas la democracia está en peligro. ¡Vaya novedad! De todos modos, no me parece inadecuado que el ex ministro de Finanzas griego haya repetido esa letanía, por lo menos para que nos concienciemos y no nos engañen. 

Cuando alguien me dice que es liberal tomo todas las medidas para guardarme y guardar, a su vez, la cartera, porque me la puede birlar en cualquier momento. No hay nada más peligroso en política que un liberal. En cuanto algo no va a favor de sus intereses se convierten automáticamente en intervencionistas, pidiendo a gritos la salida a la calle del ejército. 

¿Y qué decir de los que se autodenominan liberales de izquierda o de derecha? Pero, señores, ¿alguien ha visto algún pájaro que, en el espacio infinito, vuele solo en las zonas sombrías o en las soleadas? Parece que la definición de liberal debería permitir estar abierto a todas las ideologías y yo no he conocido aún nadie con esas características. 

Izquierda/derecha y liberalismo es una incongruencia. Y no sé si por casualidad, pero lo cierto es que liberalismo se alinea con la derecha, siempre, aunque quien defienda su credo adorne los discursos con hermosas y huecas palabras. El liberalismo y la libertad son antagónicos.

¡Los conoceréis por sus obras! Pues eso, que Dios me libre de los liberales que de los fachas ya me libro yo.

Argazkiak: Wikipedia

Traducción del original en euskera, que publiqué en mi blog Etorkizuna Etorkizun el 25 de enero de 2016.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada