viernes, 13 de febrero de 2015

JOSE MARI SEDANO, VASCOFILO



Vuelvo en este jueves nevoso del cementerio de Santa Isabel de Vitoria-Gasteiz, donde acabamos de enterrar al amigo José Mari Sedano. Seguramente el nombre les diga poco o nada a los habituales lectores de este blog, sobre todo si no son vitorianos. José Mari era uno de esos personajes insustituibles en el paisaje social vitoriano y alavés. Y fiel amigo. 

Conocí a José Mari en el año 1964, aunque nuestro primer encuentro personal no lo tuvimos hasta dieciséis años más tarde. La primera noticia suya me llegó a través de las ondas de Radio Vitoria, donde él trabajaba y desde la que emitía todos los domingos a primera hora de la tarde el programa “Fiesta Vasca-Euskal Jaia” Yo lo sintonizaba en mi casa de Ullibarri Gamboa. Y aquella emisión de música y contenido vasco suponía para mí una bocanada de aire fresco vivificante en el ambiente gris al que estábamos acostumbrados. 

El contenido de aquel programa que llegaba a una amplia audiencia me hizo pensar que una nueva Alava podía ser posible. Existía una ventana abierta a la esperanza. Y llegó el año 1984 y la celebración del primer millar de emisiones del citado programa. Fue el 19 de febrero. Y a Jose Mari se le dedicó un caluroso homenaje en el Teatro Principal de la capital. Recuerdo el abrazo que en el escenario le dio Mikel Laboa, agradeciéndole en nombre de todos los músicos y cantantes euskaldunes su extraordinario trabajo. En la comida que siguió al espectáculo me tocó pronunciar unas palabras, y en ellas subrayé el mérito de José Mari al superar, con su particular espíritu alavés, obstáculos de todo tipo por mostrar la realidad vasca de Alava 

Las últimas horas que hemos pasado juntos fueron en Burgos, a donde el pasado 30 de diciembre se nos invitó a los Celedones de Oro a una jornada festiva. José Mari era presidente de honor de la Institución. Tuvimos oportunidad de darle un buen meneo al almacén de recuerdos mutuos, en donde aparece en lugar señalado mi colaboración en “Gasteiz”, la revista anual creada y dirigida por él durante décadas. Cuando llamaba por teléfono para pedirme el artículo, añadía: “Que sea en euskera, no te olvides”
 
Se nos ha ido un gran vascófilo alavés. Jose Mari: sembraste y aseguraste nuevos frutos. Muchísimas gracias, y hasta la vista.

Traducción del original en euskera, que publiqué en mi blog Etorkizuna Etorkizun el 9 de febrero de 2015


http://www.fentmuntanyaiformacio.es


4 comentarios:

  1. Euskararen bidea Araban eta Gasteizen hedatzen saiatuko gara. Sedano ezagutu ez banu ere, artikulua asko gustatu zait Josemari.

    ResponderEliminar