viernes, 11 de mayo de 2012

DEMOCRACIA UNIVERSAL


Dicen algunos que está a punto de cambiar el espacio político europeo y que pasaremos a un concepto de estado mucho más amplio que el actual de estado nación.  Hace unas fechas escribí sobre un tema parecido y comentaba que no llegaba a comprender muy bien qué es lo que significaría ese cambio en el intento de profundizar en la europeización de los vascos.

Me da la impresión de que en un deseo por despistar al personal, en los últimos tiempos se están multiplicando entre nosotros los foros europeos donde se discute sobre temas de difícil alcance y comprensión para el ciudadano normal y corriente; se hacen planteamientos inescrutables, por no decir alienantes. Todo es lícito, con tal de que no lleguemos a comprender en qué están metidos nuestros ilustres políticos. La postmodernidad, la metamodernidad... ¡Adivina cuántos tipos de modernidad nos están imponiendo desde la sociología, la antropología e, incluso, desde la teología. Y ahora también desde la política. El acabóse.

Mientras tanto, como dice mi gran amigo Xabier Mendiaga, aquí en Euskal Herria andamos bajo mínimos en cuanto a replanteamientos de pertenencia europea. Salta a la vista que no estamos a gusto en el actual contexto, ya que no encontramos solución a nuestro difícil puzzle nacional. Si la democracia es el camino más corto para la emancipación de la persona, teniendo en cuenta las burradas que estamos viendo y oyendo alrededor del discurso del nuevo proyecto europeo, da la impresión de que la salida al citado puzzle es el de la apuesta por la violencia. Pero eso, además de ser un mal silogismo, sería una burrada aún mayor.

En cualquier caso, y esto es lo que deberíamos reivindicar, la democracia puede quedar reducida y  malinterpretada, y llegar a ser incoherente e hipócrita si solamente es aplicada en el caso de determinadas sociedades. La democracia deberá ser universal; en caso contrario, lo que salga de ese batiburrillo no tendrá la consideración de democrático. Viendo la actitud y respuesta de muchos de los demócratas “estomagosagradecidos” que nos rodean, tengo la impresión de que les importa tres narices el nuevo mosaico europeo.


Traducción del original en euskera, que  publiqué en Euskaldunon Egunkaria el 26 de enero de 1993
 
Foto: Tere Anda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada