viernes, 2 de marzo de 2012

CAMINO HACIA EUROPA

Han transcurrido veintisiete años desde que mi íntimo Xabier Mendiaga vió por primera vez ciudadanos de nacionalidad portuguesa. Lo tiene bien grabado en su memoria. Eran los tiempos –primera parte de los sesenta- en que el tráfico humano de Portugal hacia Francia era altísimo. Una noche los traficantes hicieron  desembarcar en el pueblito alavés de Ullibarri Ganboa a una veintena de personas, quienes antes de subir al camión que les debía llevar a la soñada Europa habían pagado a sus transportistas una buena cantidad de dinero conseguido a base de sudor y sacrificios.

Los mafiosos acercaron hasta las orillas del embalse de este pueblo alavés a quienes habían confiado en ellos, abandonándolos con un escueto: “Hemos llegado; esperar y pronto vendrán a por vosotros. Tenéis que cruzar este río” Los que aparecieron a los tres días fueron los guardias civiles, avisados por algún lugareño que había dado en el monte con aquel grupo humano que esperaba ansioso a sus salvadores. Al poco los bajaron a la placita del pueblo donde en su fuente pública mi amigo,  por aquel entonces chavalín de trece años,  estaba dando buena cuenta de su merienda. Xabier no olvida que uno de aquellos engañados le ofreció sus zapatos a cambio del bocadillo que sostenía en la mano.

Desde entonces Xabier ha tenido ocasión de tratar con portugueses, por muchas razones. La principal, sin duda, ha sido laboral, al haber tenido que viajar frecuentemente por aquel país, de norte a sur, visitando clientes y proveedores. Por lo que me suele contar, el desarrollo económico que en los últimos años ha ido palpando en Portugal ha equilibrado en parte aquella terrible primera imagen que recibió de niño sobre los ciudadanos lusos. La industria se ha modernizado como nunca antes, haciéndola ágil y competitiva. A su reciente regreso de Oporto me comentaba que ya nos podemos poner las pilas o los hijos de aquellos zarrapastrosos que a él tanto le impactaron en Ullíbarri Ganboa nos van a tomar la delantera en el camino hacia Europa.

 
 
Traducción del original en euskera, publicado en Euskaldunon Egunkaria el 18 de diciembre de 1990

Foto: amaliorey.com
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada